BIENVENIDO

           La Protección La Flora y Fauna 

Conservación dela fauna  y la flora  a través de la fundación ecosocial ekox  a través de las años  la de forestación  y  los intereses  del estado en  adjudicar  licencias  de explotación minera  y  de proyectos  viales  andejado  en  Colombia y especial mente en Santander  en una situación  desalentadora  en  la fauna y flora  es a si como la fundación ecosocial ekox  des de hace 10 años  trabaja por la conservación de varias especies en vida de instincion  cono son 

 

1. Armadillo

 

Se pondrá de moda el próximo año porque es la mascota oficial del Mundial de Brasil 2014. Aunque antes el armadillo estaba amenazado porque la gente comía su carne, en la actualidad las principales amenazas en su contra son la deforestación y la expansión de proyectos viales   que lo obligan a migrar a lugares en los que no sabe cómo vivir. Este animal, que puede convertirse en ‘balón’, vive en los bosque de Santander 

2. Guacamaya bandera

 

Como es un animal muy sociable y ‘divertido’ porque aprende a imitar palabras, la guacamaya bandera está en peligro de extinción. De hecho Colombia se acerca a ser como Honduras, Guatemala o El Salvador, donde está extinta en su hábitat natural y solo puede ser encontrada en cautiverio, debido al alto volumen de caza para traficarla ilegalmente. También es apetecida para robarle sus plumas, de colores exóticos y vivos.  En el país vive en bosques lluviosos y en grupos de hasta 30 guacamayas. 

3. Manatí del Caribe

El manatí del Caribe tiene mala suerte por dos factores: la primera, que se reproduce muy despacio; las hembras maduran sexualmente a los cuatro años y se demoran 13 meses gestando un solo bebé, que debe cuidar dos años más. Lo segundo, que son víctimas de caza indiscriminada para utilizar su piel, su carne y hasta su grasa. Según el Ministerio de Ambiente, viven en la Costa Caribe y en los ríos Magdalena y Orinoco. Son muy difíciles de ver porque sobreviven en partes del río llenas de vegetación.

 4. Oso perezoso

El oso perezoso está sufriendo por el aumento de tráfico de su especie, especialmente de recién nacidos (70% de los traficados; la madre probablemente muera mientras lucha porque no se lleven al bebé): están destinados a morir, sobre todo por infecciones intestinales y respiratorias.  Debido  al paso de grandes proyectos viales  por donde esta especie  habita.

Sus donaciones nos permitirán continuar con nuestros proyectos y programas de conservación